Por Pseudomona Aeruginosa.

Este tipo de pseudomonas son unas bacterias presentes en el agua y la tierra (suelo) de todo el planeta, pueden llegar a ser ingeridas de distintas manera y llegar a causar diarrea por pseudomona aeruginosa.

Lugares más frecuentes de contagio de Pseudomona Aeruginosa:

Este tipo de bacterias, su hábitat principal son las áreas húmedas, están presentes en cada rincón de la tierra y las puedes contraer en distintos lugares como:

  • Jacuzzis.
  • Lavabos.
  • Fregaderos.
  • Una piscina mal clorada.

En ocasiones y casos extremos estas bacterias pueden llegar a encontrarse en las axilas y las áreas genitales de las personas, beneficiados por  una mala higiene.

Pueden transmitirse a través de la suciedad encontrada en la uñas y la tierra presente en las manos, de esta manera contaminamos nuestro alrededor y todo lo que está cercano a nosotros puede ser el hábitat perfecto para permanecer hasta encontrar la oportunidad de ser ingerida.

Los floreros que contienen agua por varios días, la humedad presente en las paredes, la ropa que esta varios dias en el mismo lugar sin moverla, la humedad que queda luego de barrer o traperar el piso, podria ser el lugar donde pueda estar este organismo muy nocivo para la salud.

contagios por Pseudomona Aeruginosa
diarrea por Pseudomona Aeruginosa

Personas mas propensas a contraer Pseudomona Aeruginosa:

Una infección de estas bacterias varía desde una muy simple y leve hasta una complicada y posiblemente mortal, esto varía dependiendo de el estado de las personas que la han contraído, a continuación te muestro el tipo de personas que están propensas a tener una infección intestinal grave.

  • Personas hospitalizadas.
  • Personas que padecen diabetes.
  • Persona que sufren fibrosis quística.
  • Quienes tenga debilitado el sistema inmunológico especialmente quienes padecen de sida o VIH.
  • Persona que consuman medicamentos que inhiban el sistema inmunológico como las personas que tienen tratamientos en contra del cáncer.

Formas de contagio de el virus Pseudomona Aeruginosa.

La forma principal como puedes sufrir esta infección gastrointestinal es por consumir agua contaminada, existen varias maneras como la puedes adquirir sin darte cuenta.

Al tener contacto directo con las siguientes situaciones cotidianas es muy probable que te infectes y puedas llevar contigo este virus, incluso llegar a introducirlo dentro de tu sistema.

  1. Tomar agua contaminada de fuentes, cauces y ríos.
  2. Bañarse en piscinas contaminadas.
  3. Usar baños públicos y no lavarse las manos con jabón.
  4. No lavar los alimentos que se consumen.

Esta bacteria es considerada como oportunista, es decir no atacará desde el primer momento en que llega a tu aparato intestinal, es común que la puedas llevar en tu interior sin que ella te provoque algún síntoma, puede permanecer oculta por un largo periodo de tiempo y pasar desapercibida.

Es paciente y espera el momento adecuado para atacar y provocar una infección intestinal, usualmente lo hace cuando las defensas del cuerpo bajan debido a una mala alimentación o por el ataque de otro anticuerpos a nuestro organismo.

Ataca cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado lo que dificulta que los glóbulos blancos puedan actuar de forma inmediata para controlar la infección por esta bacteria.

Cuando ingresa a nuestro sistema digestivo se aloja en el tracto intestinal y se pega a la pared intestinal, cuando las defensas están débiles se encarga de atacar la digestión perfecta de los alimentos, lo que obstruye un buen desarrollo de las funciones digestivas.

A veces es solamente necesaria una pequeña herida en el tracto intestinal para que empiece a hacer mucho daño, ataca el desarrollo normal de los intestinos, interfiriendo en las tareas de expulsión de desechos que éstos hacen.

Otros Efectos Secundarios de la Pseudomona Aeruginosa

Afecta directamente el tracto intestinal, pegándose a las paredes intestinales provocando además de la diarrea otros síntomas relacionados con el sistema intestinal como:

  • Vómitos excesivos:
  • Cefaleas.
  • Dolor abdominal.
  • Deshidratación.
  • Fiebre.

Precauciones para controlar la bacteria Pseudomona Aeruginosa

  1. Mantén limpio el interior de tu hogar.
  2. Lava  las manos de todos los integrantes de la familia de forma regular.
  3. Lava y desinfecta con abundante agua los alimentos que se van a consumir.
  4. No dejes alimentos que vas a consumir demasiado tiempo al aire libre.
  5. Al usar baños públicos lava las manos con abundante agua y desinfecta después.

Esta bacteria puede vivir en ambientes extremos, tales como ambientes con poco oxígeno o  incluso ambientes sin oxígeno,  ha desarrollado una habilidad para sobrevivir a los antibióticos que es muy difícil controlar cuando la infección está muy avanzada.